Podcast ZonaStrike306: abril 23 de 2014

7Zona_Strike_306g

Análisis y resumen de las primeras semanas de la temporada regular 2014 de la MLB. Énfasis en el caso de Michael Pineda (Yankees) y el uso de la resina de pino. Actuación de los colombianos en la ‘gran carpa’ y en ligas menores.


Ir a descargar

Sobre ZonaStrike306

Publicado en Uncategorized | Etiquetado | Deja un comentario

Podcast ZonaStrike306: abril 2 de 2014

7Zona_Strike_306g

Análisis de las nuevas reglas de colisiones en el plato,  repetición instantánea y política antidopaje en la MLB.


Ir a descargar

Sobre ZonaStrike306

Publicado en Uncategorized | Etiquetado | Deja un comentario

Tanaka, el ‘comandante’ japonés del montículo y el ‘sol naciente’ de las Grandes Ligas

AP_FLCN106_YANKEES_SPRING_B_12637529_8col

Foto tomada de tampabay.com

Una aterrizada bastante extravagante, su primer lanzamiento en Nueva York. Un Boeing 787 Dreamliner muy particular proveniente de Tokio arribó a principios de febrero al aeropuerto John F. Kennedy, pues de éste no salieron alrededor de 200 turistas listos para disfrutar de la Gran Manzana.

Lo llamativo no era la ciudad sino quien llegaba en ese avión alquilado por su propia cuenta a una aerolínea: se trataba del pitcher japonés Masahiro Tanaka, la nueva gran atracción del béisbol de las Grandes Ligas, cuya temporada del 2014 acaba de arrancar.

La familia Steinbrenner, propietaria de los Yankees de Nueva York, y el gerente general, Brian Cashman, pasaron el receso invernal bateando cheques multimillonarios, agresividad en el mercado luego de no asistir a la postemporada en la campaña anterior. Invirtieron un total de medio billón de dólares: Jacoby Ellsbury, Brian McCann y Carlos Beltrán se hallaban disponibles y los firmaron.

Sin embargo, la lista de compras incluía poner el ojo al otro lado del mundo, exactamente en Sendai, hogar de los Tohoku Rakuten Golden Eagles, y demás montículos de otras ciudades japonesas donde ha pisado Tanaka, que giró 195 mil dólares para darse el lujo de rentar el avión comercial para la cantante de pop Mai Satoda, quien es su esposa, tres personas más, un perro de raza poodle y él.

Después del vuelo opulento, a Tanaka lo esperaba la segunda cita de su vida en la casa de los Yankees. Había conocido a los 17 años el viejo Yankee Stadium en el 2006 con una novena de estrellas colegiales y tuvo la oportunidad de saludar a su compatriota Hideki Matsui, figura con Nueva York, ya retirado, y merecedor del premio al Jugador Más Valioso de la Serie Mundial del 2009.

Ahora en febrero, Tanaka era presentado en el Yankee Stadium, pero en el nuevo, como refuerzo para la rotación de los ‘Bombarderos del Bronx’. Agregaron los servicios del derecho con un contrato de siete años y 155 millones de dólares, el más grande en la historia para un agente libre internacional. Aunque hay una cláusula para salirse del acuerdo al término de la cuarta temporada si la ejecuta.

“Los Yankees son ricos en tradición e historia. Cada año se les pide ganar el Clásico de Otoño”, parte de sus primeras palabras al ponerse la camiseta a rayas y muy ciertas, pues son 27 títulos de Serie Mundial conseguidos: presión es sinónimo de los Yankees. Los hinchas son exigentes y los periodistas manejan una crítica dura cuando las cosas no salen. Antes incluso se sumaban las bravuras de George Steinbrenner, el dueño fallecido en el 2010.

Más allá de los números: el carácter

Nueva York no es entonces para todos los beisbolistas. La apuesta por el abridor de marca 24-0 y efectividad de 1.27 en el 2013 no se limitaba solo a los números. A los Yankees los ‘enamoró’ también precisamente la mentalidad. Confían en no repetir lo vivido con Hideki Irabu y Kei Igawa y, de hecho, lo han comparado precisamente con Matsui.

Tanaka ya manifestó sentirse listo para el reto, desea “meterse en ese ambiente y probarse”. Ser estrella en Nueva York es encontrarse bajo los ojos de los reporteros y aficionados desde el campo de entrenamiento. Una simple sesión de bullpen es merecedora de un gran cubrimiento y efectivamente sucedió con el japonés de 25 años, nacido el 1 de noviembre de 1988.

Muchas veces una persona puede decir una cosa con respecto a lo que siente y los demás percibir distinto. No ocurre así con Tanaka. Verse rodeado por tantos medios no lo considera un obstáculo y David Wells, expitcher, lo corroboró: “Se ve cómodo, nada nervioso ni intimidado. Controla todo lo que manda. Es como si llevara mucho tiempo acá”.

“Es un poco injusto. Todo lo que hace es examinado detalladamente. Se ve como un gran competidor, le irá bien”, señaló John Sterling, narrador radial de los Yankees, en una entrevista a MLB.com.

Los grandes desafíos han acompañado a Tanaka. Partió en el 2004 de su ciudad natal Itami para irse a la escuela secundaria de Komadai Tomakomai en Tomakomai. Le llamó la atención y determinó que ahí podía crecer mejor como beisbolista por el ambiente en torno a la pelota caliente: “ya había presión”, según recuerda.

Lideró a Komadai Tomakomai hacia el título nacional del 2005 y al año siguiente se hicieron famosos los 742 lanzamientos en el intento fallido de defender el campeonato, a pesar de sufrir de una inflamación intestinal.

Aparecieron los Tohoku Rakuten Golden Eagles de la Liga Japonesa de Béisbol Profesional para firmarlo y desde el 2007 hasta el 2013 tuvo un récord de 99-35 y un promedio de carreras limpias de 2.30 en 1.315 entradas. Dejó en la memoria de muchos que sacar 160 envíos en el sexto juego de la reciente final no le impidió salir al siguiente duelo, el decisivo, para realizar 15 pitcheos y cerrar el título.

Para algunos, el derecho viene con exceso de trabajo y debería generar alguna preocupación en cuanto al riesgo de lesionarse. En Japón, cuyo béisbol es respetado en el mundo, los abridores no actúan dos veces a la semana sino una y hay más vía libre para llegar más lejos en los partidos.

Parte de la adaptación para Tanaka, además del cambio de cultura, idioma (a los japoneses se les brinda un traductor) y un calendario de viajes más largos, será actuar cada cinco días sin registrar siempre un número altísimo de disparos al plato. La bola y el montículo igualmente varían, sin embargo ya venía trabajando con la pelota de las Grandes Ligas cuando entrenaba en su país.

El periodista Tom Verducci escribió en una de sus columnas que a Tanaka se le ha visto bromear con sus nuevos compañeros, e interrumpir la pregunta de un reportero para decir con orgullo que ya entendía algunas de las palabras.

Esos sucesos no se alejan de la opinión de Darrell Rasner, quien jugó con Tanaka cinco años: “Era divertido como compañero y me impactaba verlo estudiar inglés para comunicarse con los que lo hablaban. Su brazo es joven y dará muchas victorias. Cuando se mete en problemas, pone mucho corazón”.

El ‘Masa’ del nombre de Tanaka, Masahiro, significa comandante y aplica perfectamente para lo que los Yankees esperan: que dirija muy bien sus lanzamientos, sobretodo su tan aclamado splitter, para evitar fallos en la estrategia de tantas batallas que afrontará contra buenos bateadores.

Ya Tanaka comió en Nueva York sushi, uno de sus platos predilectos, ahora son los aficionados, los entrenadores y los altos mandos los que esperan el primer bocado oficial de su splitter, además de la recta, el slider y la curva. Su primera apertura será este viernes en Toronto contra los Azulejos.

 Pitcheos cortos

20 millones de dólares pagaron los Yankees a los Tohoku Rakuten Golden Eagles.

2011 y 2013 El premio Eiji Sawamura en Japón es el equivalente al Cy Young. Tanaka lo obtuvo en esos años.

2007 Premio Novato del Año en la liga japonesa.

5 El número de veces elegido para el Juego de Estrellas de Japón.

96 La velocidad en millas por hora que puede alcanzar la recta de Tanaka. Su fortaleza en el brazo lo puso a jugar de catcher cuando era más joven.

2 Un par de gustos: el golf y la música pop japonesa. En lo segundo, no se amarra solo a lo que canta su esposa.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Podcast ZonaStrike306: marzo 26 de 2014

7Zona_Strike_306g

Gran previo de la temporada 2014 de la MLB.


Ir a descargar

Sobre ZonaStrike306

Publicado en Uncategorized | Etiquetado | Deja un comentario

Podcast ZonaStrike306: noviembre 6 de 2013

7Zona_Strike_306g

Último programa del año: Previo de la Copa Versus de Béisbol (Liga Colombiana de Béisbol Profesional) 2013-2014; análisis de la Serie Mundial 2013 Saint Louis Cardinals – Boston Red Sox y del título ‘patirrojo’; balance de las divisiones Central de la Liga Nacional y Este de la Liga Americana; y mirada a la temporada de los peloteros colombianos (incluye Ligas Menores).


Ir a descargar

Sobre ZonaStrike306

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , | Deja un comentario

No eran los ‘Idiotas’, pero sí unos barbudos que jugaron la mejor pelota en 2013

Foto tomada de blog.gulflive.com

Foto tomada de blog.gulflive.com

No fueron los mismos ‘Idiotas’, los que se levantaron de un 0-3 para empezar a enterrar la maldición del ‘Bambino’. Pero sí conformaron un grupo rompe pronósticos como en 2004. Son los ‘Barbudos de Boston’, el equipo Red Sox 2013, ganador de la Serie Mundial contra Saint Louis Cardinals, un año después de que la novena acabó última en su división. Un campeón como Minnesota Twins de 1991, el cual también venía del sótano.

Red Sox de 2004 se denominó como el grupo de los ‘Idiotas’, ahora un símbolo del título de 2013 serán las barbas de los jugadores. Barbas de todo tipo que hasta hay una guía para identificarlas.

Imagen tomada de cdn1.bostonmagazine.com

Clic en la imagen para agrandarla ||| Imagen tomada de cdn1.bostonmagazine.com

Sin embargo, las barbas no lanzaron ni batearon. Ayudaron al buen ambiente y química que se necesita entre peloteros cuando se busca la cima más alta del béisbol de Grandes Ligas. La unión igualmente giró en torno a los atentados de abril ocurridos durante la maratón.

Para terminar de remar con coordinación, no hundir la balsa y llegar lo más lejos, se necesitaron de otras ocho razones para poner a Boston a celebrar su octavo título.

John Farrell: Su trabajo soñado: ser mánager de Red Sox. La organización igual lo quería, conocía a los altos mandos y a jugadores (Dustin Pedroia, Jon Lester, Clay Buchholz, David Ortiz y Jacoby Ellsbury), lo conocían, lo apreciaban y respetaban. Había una relación y entendimiento porque Farrell ejerció como coach de pitcheo de la novena campeona de 2007 y se mantuvo en ese cargo hasta 2010 antes de irse a dirigir a Toronto Blue Jays, de donde vino para ser el piloto ‘patirrojo’ en 2013.

Foto tomada de washingtonpost.com

Foto tomada de washingtonpost.com

Sin caos en la rotación: Lester y Buchholz volvieron a ser los mismos que Farrell trabajó. John Lackey regresó a su mejor forma, a ser el derecho de Angels que motivó a Boston a firmarlo en 2009, una gran reivindicación. Contribuyeron también con el equilibrio Ryan Dempster, Félix Doubront y Jake Peavy, que llegó a mitad de temporada a través de un cambio con White Sox.

Koji Uehara: ¿Se acuerdan de Joel Hanrahan y Andrew Bailey? Ellos cerraron al comienzo, pero blown saves y lesiones dejaron al japonés Uehara con el cargo. Tan perfecto en la tarea que en un momento retiró a 37 bateadores de manera consecutiva. Koji ‘Strike’ Uehara, el motor de un bullpen que terminó encontrándose y haciendo un trabajo impecable.

Paciencia: Grandes consumidores de pitcheos los dirigidos por Farrell. No era sencillo para los lanzadores rivales sacar los outs contra la alineación bostoniana que veía muchos envíos y desgastaba en los turnos.

Clutch: La estadística de bateo con corredores en posición anotadora de 2013 hay que partirla en dos listas: Cardinals con .330 y el resto. En esa segunda, Red Sox con .278 estuvo detrás de Detroit (.282).

Héroes: David Ortiz fue el Más Valioso de la Serie Mundial y en temporada regular igual fue monstruoso, pero él mismo dijo que esta novena la integraban varios superhéroes. Cada noche uno distinto se ponía la capa y ejecutaba cuando más se requería. Por ejemplo,
los batazos de Jonny Gomes, Shane Victorino y David Ross en la Serie Mundial.

Foto tomada de sportsillustrated.cnn.com

Foto tomada de sportsillustrated.cnn.com

Velocidad: En general, buena salud de los jugadores, y un Jacoby Ellsbury sano fue la razón principal del éxito en el robo de bases.

Agosto de 2012: En la campaña en la que Boston con el piloto Bobby Valentine perdió 93 juegos, Josh Beckett, Carl Crawford y Adrián González y sus contratos tomaron rumbo a Dodgers. Un lujo para Boston ahorrarse alrededor de 275 millones de dólares y darle un aire diferente al clubhouse. A final de la fracasada campaña de 2011, el pollo, la cerveza y los videojuegos llenaron los titulares. Se pasó de una nómina de 175 millones en el Opening Day de 2012 a una de 155 en 2013. El gerente general, Ben Cherington, con el alivio presupuestal invirtió en Mike Napoli, David Ross, Stephen Drew, Gomes, Victorino, Dempster y Uehara cuyos contratos en total suman 100 millones de dólares.

Foto tomada de redsoxlife.com

Foto tomada de courierpress.com

Imagen tomada de redsoxlife.com

Imagen tomada de redsoxlife.com

Imagen tomada de social.razoo.com

Imagen tomada de social.razoo.com

Publicado en Uncategorized | Etiquetado | Deja un comentario

‘Big Papi’, el ‘Big Octubre’ de Red Sox

Foto tomada de whio.com

Foto tomada de whio.com

Un partido en Fenway Park contra  New York Yankees en 2008 se demoró debido al clima y por el dugout de Boston Red Sox pasaban periodistas, jugadores y entrenadores a conversar y observar el cielo tenebroso y lluvioso. De repente, un pelotero sentado, serio y con mirada intimidante, como cuando se para a batear. Pero era lo opuesto a lo que minutos después mostró: amable al responder, risas al hablar de su paternidad contra los ‘Bombarderos del Bronx’ y se despidió con cordialidad.

En 2010, la misma cara se presenció en un clubhouse en Seattle. Ahí estaba de pie, el corpulento de 1.93 metros, David Ortiz, atendiendo las preguntas, sin obstáculos nuevamente. La misma buena energía de un Home Run Derby cuando apoya a sus compatriotas o latinoamericanos y les bromea. Estadio al que vaya, saluda y abraza a otros colegas. “Gente de la liga y que ha pasado por otras franquicias comentan que es la mejor estrella que los ha rodeado”, dijo el lanzador Jon Lester.

Da lo máximo cada vez que se viste de ‘patirrojo’. Es líder,  importante en el reciente título de la Serie Mundial que Red Sox le ganó a Saint Louis Cardinals y que dejó a Ortiz, un ídolo en Boston, como el Jugador Más Valioso: promedio de .688 (11-16), dos jonrones y seis impulsadas.

Además, luchó contra la defensa y movió sus piernas con el corazón, y dio discurso a sus compañeros para motivar y conseguir la victoria que igualó el Clásico de Otoño 2-2. Podía ser la última vez de formar parte del gran evento, mejor no lo pudo aprovechar

Actúa como bateador designado, un histórico de ese puesto,  y se acerca a los 38 años, el 18 de noviembre. Le queda igual un año de contrato con Boston, al cual se ha entregado desde 2003.

“Es un equipo con mucha historia y tradición. La ciudad lo quiere mucho, y te admiran. Casi que he nacido acá, soy uno más. La gente me lleva en la buena. Claro, tengo poca privacidad. Me gusta quedarme en casa con mi familia. Por eso hago poco, pues entreno, viajo y juego”, expresó.

Su sentido de pertenencia con Boston lo llevó a dirigirse a los hinchas luego de los atentados de abril : “Esta es nuestra –palabra fuerte- ciudad. Nadie va a controlar nuestra libertad”. Parte de aquella declaración la repitió el miércoles en la premiación.

“Lo que significa para la organización y la ciudad. No me imagino jugar sin él. La manera en que camina y habla, todos los ojos se centran en él”, resaltó John Farrell, mánager de Red Sox.

Amor por la pelota y el bateo oportuno

David Américo Ortiz Arias es dominicano, nació en Santo Domingo en 1975, y es el mayor de cuatro hijos de Américo Enrique y Ángela Rosa, fallecida en 2002 en un accidente de carro. El tener hermanos menores precisamente le desarrolló el liderazgo, pues sus padres le solicitaban no descuidarlos.

Practicaba béisbol y baloncesto, admiraba a Michael Jordan y en los diamantes seguía mucho a los hermanos Ramón y Pedro Martínez, el segundo futuro compañero en Red Sox.

Enrique jugó béisbol. “Me enseñó cómo era”, recordó David, quien probó el campocorto, sin embargo su condición física se destinó a los batazos largos fundamentalmente.

Pasó por el colegio Estudia Espaillat y al terminar Seattle Mariners se lo llevó y lo mantuvo hasta 1996 porque lo cambió a Minnesota Twins. En 1997 vio sus primeros turnos en el máximo nivel. “Jugué con él cinco campañas en Minnesota, es el hombre más gracioso”, describió Torii Hunter de Detroit Tigers.

En 2002 pegó 20 jonrones e impulsó 75 carreras y se venía el primer  arbitraje. Twins, sin posibilidades de pagarle un mejor salario, lo dejó ir. Boston lo firmó para 2003  y se consolidó más cuando hubo bajo rendimiento de Jeremy Giambi y un cambio de Shea Hillenbrand a Diamondbacks de Arizona. El camino se despejaba para la leyenda del ‘Big Papi’, apodado así debido a su tamaño y porque usaba mucho el término ‘papi’ para referirse a la gente. ‘Big’ se ajusta a la perfección a 2004: empujó a la novena a remontar el 0-3 contra Yankees y después vino la barrida en Serie Mundial a Cardinals y Red Sox acabó con 86 años sin festejos.

Le encanta destruir pelotas y no se detiene en el mes de Halloween, cuando más se crece, y se puso su segundo anillo en 2007 frente a Colorado Rockies. Con su tercer título en 2013, se ganó un nuevo apodo: ‘Cooperstown’, la ciudad del Salón de la Fama.

En 17 temporadas ha acumulado 431 jonrones, 1.429 empujadas y un promedio de .287. En postemporada: 17 cuadrangulares, 60 remolcadas y batea para .295.

Pruebas y colapso

No todo ha sido vuelacercas. El New York Times reportó en 2009 que su nombre figuraba entre los jugadores que no pasaron unas pruebas que se suponía serían anónimas en 2003 con el propósito de determinar si era necesario establecer una política antidopaje. Ortiz en su momento explicó que todo podía estar relacionado con unas “vitaminas y suplementos legales”, pero nunca esteroides.

Los votantes para el Salón de la Fama son estrictos, así una sanción no se haya aplicado o los señalamientos y sospechas sean de temporadas de ausencia de mano dura.

Tuvo también cuestionamientos luego del colapso de Red Sox en 2011, cuando el equipo tuvo un nefasto septiembre y no clasificó a play offs. Un día indicó que pensaría firmar con Yankees, una situación que sacó al otro ‘Big Papi’, el disgustado. A los medios les manifestó lo incómodo que se encontraba con las historias y dramas que surgían todos los días en torno al fracaso.

Esa faceta volvió en 2012 cuando se publicó que el clubhouse era “tóxico”. De nuevo, fue directo con su molestia, independiente si el tiempo le diera o no la razón. “Esto es una organización a la que no se viene a hacer cualquier cosa que se desee. Por qué (el periodista) no me pregunta primero”.

Ortiz y Colombia

La televisión es su mejor referencia de Colombia. “Oye, sí que tienen mujeres bonitas”, dijo alguna vez. Y de eso fue testigo en la serie las Mujeres de la Mafia, la que no se perdía. “Es que siempre llegaba a mi casa, prendía el televisor y la veía. Lo de la trama no es novedad. Nuestros países tienen muchos problemas, incluso el mío, que como Colombia quiere salir adelante”.

Ortiz vivió la época en Red Sox del cartagenero Orlando Cabrera en 2004 y del barranquillero Édgar Rentería en 2005. “Édgar es una buena persona, alegre y buen jugador. Cuando estuvo acá hicimos buena amistad. Siempre me decía que fuera a Colombia”.

Ortiz ya sabe lo que se siente ser el Jugador Más Valioso de una Serie Mundial, tal como Rentería en 2010.

Foto tomada de newswhip.com

Foto tomada de newswhip.com

Foto tomada de ctpost.com

Foto tomada de ctpost.com

*Agradecimientos a Lisandro Rengifo, periodista de EL TIEMPO, que compartió unas declaraciones de una conversación que tuvo con David Ortiz, las cuales se utilizaron en este perfil.*

Publicado en Uncategorized | Etiquetado | Deja un comentario