Trout no lanza: los Angels siguen cayendo

Zack Greinke solo ha ganado un partido en cinco salidas con los Angels. /// Crédito de la foto: Gary A. Vásquez – US Presswire. / Tomada de faniq.com

Parece el  Hombre Araña cuando salta y se trepa las bardas para buscar una pelota. La telaraña, su guante, amarra la bola y roba jonrones. A la hora de batear, también es otro fenómeno, Mike Trout lo hace todo: da sencillos y extrabases (incluyendo cuadrangulares), se embasa y se transforma en Flash. Más que un pelotero para Novato del Año, ingresa en los debates de Jugador Más Valioso.

Trout fue subido el 28 de abril y un día antes los Angels estaban con marca de 6-14. Su presencia volteó completamente el panorama de la novena de Anaheim en el primer capítulo de la temporada. Llegaron al receso del Juego de Estrellas con un récord de 48-38, cuatro juegos detrás de los Rangers en la División Oeste de la Liga Americana, pero eran el primer Comodín.

Prometía una segunda parte para mantenerse y darle caza al equipo de Texas, sin embargo han venido cayendo. Después del Juego de Estrellas se hallan 14-22, con un mes de agosto de 5-13. Todo este bajón se debe fundamentalmente a una función que no hace Trout, y no la realiza porque sencillamente no le corresponde esa labor, que es la de lanzar.

El pitcheo de los dirigidos por Mike Scioscia no encuentra una entrada a la consistencia, como lo muestran los porcentajes de carreras limpias permitidas post-Juego de Estrellas de sus abridores: Jered Weaver, 4.47; C.J. Wilson, 6.38; Dan Haren, 5.04; Ervin Santana, 5.06; y Zack Greinke, 6.19. Hasta ahora, Greinke se encuentra en deuda, y por ejemplo en el caso de Haren optaron por saltarle una apertura.

La mejor muestra ocurrió el fin de semana, en el cual los Rays, rivales directos en la pelea del Comodín, los barrieron en casa durante una serie de cuatro enfrentamientos: Weaver, Haren y Greinke perdieron en los respectivos choques que abrieron, mientras que Wilson indirectamente fue derrotado; con una ventaja cómoda de 8-0, permitió siete carreras y los de Tampa Bay acabaron triunfando 10-8.

El bullpen tampoco se salva. Por ejemplo, Ernesto Frieri registra una efectividad de 6.55 en la segunda mitad. Lo positivo es que el colombiano está recuperando su nivel.

Si los brazos no cambian de chip, la ventaja de nueve juegos de los Rangers seguirá extendiéndose y la de 4.5  en el Comodín también se doblará. De una campaña promisoria, en la que el homenaje a sus diez años de su primer título de Serie Mundial se ha soñado con otro anillo, los Angels han pasado a un camino que conduce al fracaso. Lo positivo es que les restan 40 duelos para enderezar.

Anuncios

Acerca de Carlos Amador

Periodista colombiano. Nací y crecí en Bogotá. Colaborador del periódico El TIEMPO y de 306Radio (programas 'Béisbol a 2600 metros' y 'Blitz306'). Con una adicción muy sana: béisbol. Twitter: @yankeerolo Correo: beisbol2600metros@gmail.com
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s