Clásico Mundial de Béisbol 2013: Se quedó en el Caribe, y el torneo no está muerto

Foto tomada de MLB

Foto tomada de MLB

San Francisco, tierra de los campeones de la MLB, los Gigantes, también fue territorio para consagrar al rey del Clásico Mundial de Béisbol 2013. República Dominicana venció 3-0 a Puerto Rico en la final y obtuvo su primer título de este aun joven certamen, el cual ha visto tres ediciones.

Dominicana ganó todos los encuentros (8-0), comandada por Robinson Canó, el Jugador Más Valioso, y un excelente trabajo de los lanzadores. El bullpen no admitió anotaciones en las últimas 25.2 entradas y Fernando Rodney salvó siete duelos. “Dominant-Republic”, decía un letrero de un aficionado.

Puerto Rico, que sacó en semifinales nada más y nada menos que a Japón, el campeón de 2006 y 2009, no figuraba entre los favoritos, ni siquiera para ir a Miami, donde se realizó uno de los grupos de la segunda fase. En su pitcheo figuraron lanzadores sin trayectoria reciente en MLB o nula como Mario Santiago, Giancarlo Alvarado, Nelson Figueroa y Fernando Cabrera. Al trabajo en la receptoría de Yadier Molina le otorgaron mucho crédito por el éxito desde el montículo de los boricuas, cuyo béisbol ha atravesado por una crisis que incluso llevó a que hace cinco años no se llevara a cabo la liga local. “Volvimos a poner a Puerto Rico en el mapa mundial del béisbol”, concluyó Edwin Rodríguez, quien orientó a los de la Isla del Encanto.

Primeras decepciones

Foto tomada de es-us.deportes.yahoo.com

Foto tomada de es-us.deportes.yahoo.com

La primera ronda vio despedirse a México, que en 2006 y 2009 alcanzó la segunda fase, a Corea del Sur, subcampeón de la anterior edición, y a Venezuela, la eliminación más sonora sin lugar a dudas.

La novena ‘vinotinto’ llegó al torneo sin los lanzadores Félix Hernández y Johan Santana. El pitcheo en los previos se consideró una debilidad, que no estaría a la altura de la ofensiva, y los brazos efectivamente no rindieron, pero los bates no produjeron lo esperado.

A los mexicanos los hundió una serie de derrotas con Canadá e Italia, mientras que le ganaron a Estados Unidos. Será muy recordado el enfrentamiento con los italianos en el que Édgar González falló en defensa en los jardines y le permitió remontar a los europeos en la novena entrada. Los coreanos, por su parte, se vieron muy limitados en la consecución de carreras.

Los europeos

Foto tomada de es-us.deportes.yahoo.com

Foto tomada de es-us.deportes.yahoo.com

Mientras unos empacaban, otros siguieron avanzando. Italia fue la mayor sorpresa al clasificar a la segunda ronda. Es cierto que las normas que indican quiénes pueden participar con los equipos son flexibles, pero un dato para resaltar es que en el roster de los italianos figuraron 11 beisbolistas que en la pasada temporada actuaron en la liga local. No batearon mal y en Miami le hicieron pasar sustos a República Dominicana y Puerto Rico, quienes solo al final lograron darle vuelta a los marcadores.

El caso de Holanda se sale de lo que se cataloga como sorprendente. En 2009 alcanzó la segunda fase con dos victorias contra República Dominicana. En 2013 simplemente dio un paso más al convertirse en semifinalista. A diferencia de hace cuatro años, esta vez hubo más ofensiva. Cabe recordar que los holandeses en 2011 alzaron la Copa Mundial de Béisbol al ganarle a Cuba, una victoria que hace parte de los cinco triunfos seguidos que tienen sobre los cubanos. Hubo dos en este Clásico, y ambos en la segunda fase.

“Decidimos hace mucho tiempo que nuestro equipo más fuerte sería una mezcla de muchachos de los diferentes países, en vez de sólo Curazao o Aruba o Holanda. Por eso llegamos aquí. Tenemos una mayoría de los lanzadores que son holandeses, nacidos y criados en Holanda. Hay pitchers que son de las islas, pero todos tenemos pasaporte holandés. Todos somos holandeses”, explicó el mánager Hensley Meulens a mlb.com.

Cubanos y estadounidenses, nuevamente en blanco

Foto tomada de guardian.co.uk

Foto tomada de guardian.co.uk

Cuba se estancó en el mismo punto del pasado Clásico, segunda ronda, mientras que en 2006 disputó la final. A eso se le suma que perdió tres finales consecutivas en la Copa Mundial y la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de 2008. Talento sigue produciendo, sin embargo son otras cosas las que hay que analizar. “Las deserciones de los peloteros y la renuencia de las autoridades cubanas a insertarse en el mundo profesional le seguirán pasando factura en los torneos a donde asista. La liga doméstica ha perdido mucho brillo con lanzadores que no llegan a las 90 millas por hora, se notan muchas deficiencias técnicas y la forma de dirigir de los mánagers dista mucho del estilo de décadas pasadas”, consideró Fernando Vilá, director del periódico Pasión Magazine, en un artículo de El Nuevo Herald.

Otros que no volaron a San Francisco fueron los estadounidenses. Un equipo pobre en bateo, en el cual David Wright impulsó diez de las 28 carreras. Nuevamente se discute la falta de entrega de los peloteros así como el poco interés que genera el campeonato en el mismo país. Mark Teixeira, primera base que no integró la selección debido a una lesión, definió el Clásico como una exhibición que igual se quiere ganar. Incluso, el mismo comisionado de la MLB, Bud Selig, manifestó que “francamente, enfocarse en la escuadra de Estados Unidos es irrelevante”.

El Clásico: ¿vivo o muerto?

Foto tomada de nytimes.com

Foto tomada de nytimes.com

Selig agregó que la “respuesta internacional es lo importante” y en eso hay cosas para destacar. Por ejemplo, 95.058 personas asistieron a los enfrentamientos de la primera ronda disputados en Puerto Rico, en Japón se registraron niveles de audiencia superiores a los de los Juegos Olímpicos, Australia ha mostrado interés en que los Dodgers abran allá la temporada de 2014 y Holanda anhela que equipos de MLB jueguen en 2015 en un parque de pelota que inaugurará. A propósito de los holandeses, por primera vez se transmitió un juego del Clásico en el país europeo a través de la televisión abierta, la semifinal frente a los dominicanos. En cuanto a la asistencia total, hubo un incremento del 11 por ciento con respecto al 2009 y se llegó a los 885.212 aficionados.

La idea de MLB con el Clásico es expandir el béisbol y eso ha sido claro desde un principio. Que novenas como Holanda e Italia sean protagonistas también es ganancia. Igualmente, a China Taipéi por ejemplo por primera vez se le vio más allá de la primer acto. ¿Y qué decir de España y Brasil? Tres derrotas, pero sus rivales no les aplicaron la regla del knockout.

Apenas se disputó la tercera edición, así que es apresurado hablar de una desaparición. Ojalá haya menos restricciones de los equipos de MLB para prestar a los peloteros o que ellos mismos no opten por no asistir. Estrellas igual iluminaron los rosters, pero se anhela observar más de una galaxia.

Hay cuatro años para ajustar y volver a evaluar, pero seguro en 2017 los balances también traerán cosas sobresalientes.

Anuncios

Acerca de Carlos Amador

Periodista colombiano. Nací y crecí en Bogotá. Colaborador del periódico El TIEMPO y de 306Radio (programas 'Béisbol a 2600 metros' y 'Blitz306'). Con una adicción muy sana: béisbol. Twitter: @yankeerolo Correo: beisbol2600metros@gmail.com
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s