No eran los ‘Idiotas’, pero sí unos barbudos que jugaron la mejor pelota en 2013

Foto tomada de blog.gulflive.com

Foto tomada de blog.gulflive.com

No fueron los mismos ‘Idiotas’, los que se levantaron de un 0-3 para empezar a enterrar la maldición del ‘Bambino’. Pero sí conformaron un grupo rompe pronósticos como en 2004. Son los ‘Barbudos de Boston’, el equipo Red Sox 2013, ganador de la Serie Mundial contra Saint Louis Cardinals, un año después de que la novena acabó última en su división. Un campeón como Minnesota Twins de 1991, el cual también venía del sótano.

Red Sox de 2004 se denominó como el grupo de los ‘Idiotas’, ahora un símbolo del título de 2013 serán las barbas de los jugadores. Barbas de todo tipo que hasta hay una guía para identificarlas.

Imagen tomada de cdn1.bostonmagazine.com

Clic en la imagen para agrandarla ||| Imagen tomada de cdn1.bostonmagazine.com

Sin embargo, las barbas no lanzaron ni batearon. Ayudaron al buen ambiente y química que se necesita entre peloteros cuando se busca la cima más alta del béisbol de Grandes Ligas. La unión igualmente giró en torno a los atentados de abril ocurridos durante la maratón.

Para terminar de remar con coordinación, no hundir la balsa y llegar lo más lejos, se necesitaron de otras ocho razones para poner a Boston a celebrar su octavo título.

John Farrell: Su trabajo soñado: ser mánager de Red Sox. La organización igual lo quería, conocía a los altos mandos y a jugadores (Dustin Pedroia, Jon Lester, Clay Buchholz, David Ortiz y Jacoby Ellsbury), lo conocían, lo apreciaban y respetaban. Había una relación y entendimiento porque Farrell ejerció como coach de pitcheo de la novena campeona de 2007 y se mantuvo en ese cargo hasta 2010 antes de irse a dirigir a Toronto Blue Jays, de donde vino para ser el piloto ‘patirrojo’ en 2013.

Foto tomada de washingtonpost.com

Foto tomada de washingtonpost.com

Sin caos en la rotación: Lester y Buchholz volvieron a ser los mismos que Farrell trabajó. John Lackey regresó a su mejor forma, a ser el derecho de Angels que motivó a Boston a firmarlo en 2009, una gran reivindicación. Contribuyeron también con el equilibrio Ryan Dempster, Félix Doubront y Jake Peavy, que llegó a mitad de temporada a través de un cambio con White Sox.

Koji Uehara: ¿Se acuerdan de Joel Hanrahan y Andrew Bailey? Ellos cerraron al comienzo, pero blown saves y lesiones dejaron al japonés Uehara con el cargo. Tan perfecto en la tarea que en un momento retiró a 37 bateadores de manera consecutiva. Koji ‘Strike’ Uehara, el motor de un bullpen que terminó encontrándose y haciendo un trabajo impecable.

Paciencia: Grandes consumidores de pitcheos los dirigidos por Farrell. No era sencillo para los lanzadores rivales sacar los outs contra la alineación bostoniana que veía muchos envíos y desgastaba en los turnos.

Clutch: La estadística de bateo con corredores en posición anotadora de 2013 hay que partirla en dos listas: Cardinals con .330 y el resto. En esa segunda, Red Sox con .278 estuvo detrás de Detroit (.282).

Héroes: David Ortiz fue el Más Valioso de la Serie Mundial y en temporada regular igual fue monstruoso, pero él mismo dijo que esta novena la integraban varios superhéroes. Cada noche uno distinto se ponía la capa y ejecutaba cuando más se requería. Por ejemplo,
los batazos de Jonny Gomes, Shane Victorino y David Ross en la Serie Mundial.

Foto tomada de sportsillustrated.cnn.com

Foto tomada de sportsillustrated.cnn.com

Velocidad: En general, buena salud de los jugadores, y un Jacoby Ellsbury sano fue la razón principal del éxito en el robo de bases.

Agosto de 2012: En la campaña en la que Boston con el piloto Bobby Valentine perdió 93 juegos, Josh Beckett, Carl Crawford y Adrián González y sus contratos tomaron rumbo a Dodgers. Un lujo para Boston ahorrarse alrededor de 275 millones de dólares y darle un aire diferente al clubhouse. A final de la fracasada campaña de 2011, el pollo, la cerveza y los videojuegos llenaron los titulares. Se pasó de una nómina de 175 millones en el Opening Day de 2012 a una de 155 en 2013. El gerente general, Ben Cherington, con el alivio presupuestal invirtió en Mike Napoli, David Ross, Stephen Drew, Gomes, Victorino, Dempster y Uehara cuyos contratos en total suman 100 millones de dólares.

Foto tomada de redsoxlife.com

Foto tomada de courierpress.com

Imagen tomada de redsoxlife.com

Imagen tomada de redsoxlife.com

Imagen tomada de social.razoo.com

Imagen tomada de social.razoo.com

Anuncios

Acerca de Carlos Amador

Periodista colombiano. Nací y crecí en Bogotá. Colaborador del periódico El TIEMPO y de 306Radio (programas 'Béisbol a 2600 metros' y 'Blitz306'). Con una adicción muy sana: béisbol. Twitter: @yankeerolo Correo: beisbol2600metros@gmail.com
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s