Histórica eliminación de los Red Sox y los Yankees

Jacoby Ellsbury en su primer año con los Yankees rindió, pero el equipo al igual que los Red Sox no clasificó. ||| Foto de AP vía usatoday.com

Jacoby Ellsbury en su primer año con los Yankees rindió, pero el equipo al igual que su exnovena, los Red Sox, no clasificó. ||| Foto de AP vía usatoday.com

Integran el grupo de las novenas de mercados grandes y ambas nóminas estuvieron entre las cinco más costosas en el Opening Day de 2014, así gasten de manera distinta. Su fanaticada no se reduce exclusivamente a su ciudad, estadio al que vayan los equipos gozará de una buena asistencia de hinchas ‘patirrojos’ o ‘a rayas’. Se trata de los Boston Red Sox y los New York Yankees, los cuales adicionalmente ofrecen una rivalidad, se odian, aunque no en un sentido violento.

Desde 1995, cuando se instauró el wild card o comodín a la postemporada del béisbol de las Grandes Ligas, siempre se presenció al menos a una de estas dos franquicias en los playoffs. Ahora en octubre de 2014, el aficionado de los Yankees o el de los Red Sox no rezará por un título en la Serie Mundial ni agachará la cabeza y se cubrirá los ojos si el archirrival se lleva el máximo honor de la ‘gran carpa’. Por primera vez desde 1993, en 1994 hubo una huelga, que una postemporada no dispone de la participación de ninguna de las dos organizaciones.

Lo anterior significa que se llegará a un total de 14 años sin un campeón repitente. Fue Boston quien ganó todo en 2013 y desde los Yankees de Joe Torre de 1998, 1999 y 2000 no hay una novena que alce el trofeo en campañas consecutivas.

Se ausenta en el presente octubre, ¡y por segunda vez seguida!, el equipo con la historia más exitosa de la pelota caliente estadounidense: los Yankees han conquistado 27 veces el Clásico de Otoño. Y con Boston, además de ser vencedor en ocho ocasiones, la cuarta mayor cantidad de títulos, se pierde a quien ha registrado la trayectoria más triunfadora en el comienzo del siglo 21 por sus anillos de 2004, 2007 y el del año pasado.

Los ‘patirrojos’ dejaron para 2014 prácticamente la misma nómina campeona, pero les salió cara la partida de su primer bate Jacoby Ellsbury, quien acabó precisamente en New York. Aquello agregado a bajones de otros peloteros ubicó a los Red Sox como una de las peores ofensivas de la Liga Americana, una problemática igualmente vivida por los de la Gran Manzana.

Ellsbury formó parte junto a Carlos Beltrán y Brian McCann de una inversión cercana a los 280 millones de dólares de los altos mandos de los Yankees para subir la producción de los bates, pero con excepción de Ellsbury se observaron más las decepciones, en algunos casos influidas por problemas físicos, como en el caso de Mark Teixeira y Beltrán, aunque la lista de lesionados no se llenó de la misma manera que en 2013 por jugadores de posición.

Las lesiones en cambio atacaron más a cuatro de los cinco abridores de los ‘Bombarderos del Bronx’: Iván Nova, CC Sabathia, Michael Pineda y el estelar Masahiro Tanaka, firmado por 155 millones de dólares. Sin embargo, el pitcheo a lo largo de la campaña sacó una nota aceptable y por ello la responsabilidad de no actuar en octubre es más de la carencia de carreras.

El trabajo monticular de los Red Sox resultó igualmente en lo opuesto a 2013 y los brazos acabaron convirtiéndose en fichas de movimientos a mitad de la temporada para reconstruir de cara al 2015: recibieron a Allen Craig y a Joe Kelly de los Saint Louis Cardinals por John Lackey, a prospectos de los San Francisco Giants por Jake Peavy y a Yoenis Céspedes de los Oakland Athletics por Jon Lester, quien igual seguía lanzando como un as.

Ben Cherington, gerente general de Boston, explorará en la agencia libre para reforzar la rotación y así conformar una novena que regrese a pelear arriba el otro año.

New York seguirá amarrado a grandes contratos, incluso regresará de su suspensión el polémico Álex Rodríguez, y debido a su fracasado sistema de ligas menores le será inevitable no mirar al mercado por las necesidades, entre ellas un campocorto porque su capitán y leyenda Derek Jeter se retira… sin postemporada.

Pitcheo extra

Al mal año de los Red Sox y los Yankees se sumaron unos Baltimore Orioles muy bien equilibrados adjudicándose el primer lugar de la división Este de la Liga Americana, una victoria que seguro satisface a Bud Selig, comisionado de las Grandes Ligas, desde el punto de vista del balance competitivo porque en su gestión, la cual finalizará en enero, ha trabajado bastante por ello y en general es positivo lo logrado en ese aspecto.

*Artículo también publicado en am14.net*.

Anuncios

Acerca de Carlos Amador

Periodista colombiano. Nací y crecí en Bogotá. Colaborador del periódico El TIEMPO y de 306Radio (programas 'Béisbol a 2600 metros' y 'Blitz306'). Con una adicción muy sana: béisbol. Twitter: @yankeerolo Correo: beisbol2600metros@gmail.com
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s