Bumgarner, el as gigante de San Francisco

El brazo que más arrolló en la Serie Mundial, el de Madison Bumgarner de Giants. ||| Foto tomada de independent.co.uk

El brazo que más arrolló en la Serie Mundial, el de Madison Bumgarner de Giants. ||| Foto tomada de independent.co.uk

Una postemporada de las Grandes Ligas que ya era memorable cerró con un estupendo séptimo partido de la Serie Mundial en el cual San Francisco Giants se impuso 3-2 a Kansas City Royals. Además del cerrado marcador, los últimos 15 outs estuvieron a cargo de Madison Bumgarner, cinco entradas para extender el deleite por su dominante y fantástica actuación y su consagración como el Jugador Más Valioso.

“No pensaba en número de entradas o pitcheos, si iba a finalizar o no. Solo deseaba sacar outs. Juego 7, mejor imposible. A la vez es estresante, así que debemos agradecer la oportunidad y el estar bendecidos por el triunfo”, declaró Bumgarner.

Hace parte de los pitchers históricos del Clásico de Otoño. Contra Royals, abrió dos juegos. En el primero, siete episodios duró y le entró una anotación, en el otro arrasó con una blanqueada y en el decisivo vino la actuación de relevo. Acabó entonces con dos victorias sin derrotas, un salvado y un minúsculo promedio de carreras limpias permitidas o ERA de 0.43.

Dicha efectividad es aun más microscópica cuando se acumula todo lo que ha hecho en Serie Mundial. La rayita de Royals es la única recibida en 36 entradas, ¡su ERA registra un 0.25!, la mejor entre lanzadores con al menos 25 capítulos en esta fase.

El Bumgarner más reconocido 

Este prodigioso zurdo proviene del estado de Carolina de Norte. Nació hace 25 años en Hickory y su nombre salió de una noticia. Su padre Kevin le contó al New York Times que vio un titular el cual informaba que el alguacil del condado de Madison se encontraba en problemas. “Así se llamará, me gusta el nombre Madison”, pensó.

Se educó en Hudson, un pueblo en el mismo estado. Le dicen Bumtown, pero no precisamente por el as de San Francisco sino por la abundancia de personas que con el apellido Bumgarner han vivido ahí. Ahora uno de ellos es el gran motivo de orgullo de un área que antes sacaba a relucir su industria de muebles, pues ya no es el fuerte.

En el South Caldwell High School lo dirigió Jeff Parham. La cantidad de strikes que lanzaba y la manera como los ubicaba alrededor de la zona asombraban a Parham. Esto sumado a su compostura y comportamiento ya presagiaba un futuro promisorio. Ni el divorcio de sus padres, Kevin y Debbie, ni los cazatalentos lo distrajeron.

Bumgarner llevó al South Caldwell High School a un título estatal en 2007 y la Universidad de Carolina del Norte lo tentó, sin embargo Giants lo tomó en el draft y se dio inicio a su carrera profesional como beisbolista.

Desde el principio, monstruoso en Serie Mundial

El paso por ligas menores fue breve y en 2009 estuvo cuatro veces en el montículo de la ‘gran carpa’ y se estableció definitivamente en la rotación en 2010, un año nada fácil para él en lo personal debido a la muerte de una media hermana.

En ese mismo 2010, con el colombiano Édgar Rentería como compañero de equipo, tuvo su primera apertura en una Serie Mundial. Colgó ocho ceros en el cuarto partido contra Texas Rangers y Giants quedó a un triunfo de su primer título desde 1954.

En 2012, la temporada del estreno de un contrato de seis años y 35 millones de dólares, se paró en la lomita en el segundo enfrentamiento del Clásico de Otoño frente a Detroit Tigers y su aporte de entradas en blanco fue de siete.

Ya lanzaba como un as y escaló definitivamente a ese puesto en la rotación en 2014, un rol sin decepciones para Bumgarner y Giants que gozan de su tercer anillo en cinco años.

Emociones y el campo

Al zurdo que cuenta con un 4-0 y 0.29 como abridor en Serie Mundial no lo consideran muy expresivo y en el caso de sus emociones durante los juegos trata de “mantener la misma compostura, no importa qué suceda. No me gusta que los otros, el rival por ejemplo, sepan y me digan donde tengo la cabeza”, explicó en la Serie de Campeonato pasada, fase en la que se le reconoció también con el premio al Jugador Más Valioso.

Bumgarner pasa las temporadas bajas en su finca, cerca al lugar de su niñez. Allá disfruta junto a Ali, su esposa, de unos caballos y unas vacas y le encanta un restaurante mexicano. Descansará con una satisfacción más allá del deber cumplido en la reciente campaña.

Bumgarner recibe de manos de Bud Selig, comisionado de las Grandes Ligas, el premio al Jugador Más Valioso de la Serie Mundial. ||| Foto tomada de independent.co.uk

Bumgarner recibe de manos de Bud Selig, comisionado de las Grandes Ligas, el premio al Jugador Más Valioso de la Serie Mundial. ||| Foto tomada de independent.co.uk

Anuncios

Acerca de Carlos Amador

Periodista colombiano. Nací y crecí en Bogotá. Colaborador del periódico El TIEMPO y de 306Radio (programas 'Béisbol a 2600 metros' y 'Blitz306'). Con una adicción muy sana: béisbol. Twitter: @yankeerolo Correo: beisbol2600metros@gmail.com
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s